Al contrario de lo que mucha gente piensa, la mayoría de las cortinas las podemos lavar en casa, tanto en la lavadora como a mano, independientemente del tipo de tela con el que estén fabricadas.

A continuación te damos algunos consejos para mantener tus cortinas en perfecto estado y no tener que llevarlas a la tintorería cada vez que las tengas que lavar.

Lo más habitual antes de lavar las cortinas es cepillarlas para sacarles el polvo. Desde Texere también aconsejamos seguir las instrucciones del fabricante para evitar sorpresas y que se estropeen. Aunque si se trata de cortinas confeccionadas con telas muy delicadas, lo mejor sigue siendo acudir a expertos en limpieza como las tintorerías para que realicen la limpieza en seco.

La mayoría se pueden lavar en la lavadora. El lavado de las cortinas debe hacerse como máximo a 30º y un poco de detergente para tejidos delicados. Antes de ponerlas a la lavadora es recomendable ponerlas en remojo un par de horas. Si se trata de cortinas hechas con telas delicadas pueden lavarse en casa a mano, con agua fría o tibia, nunca en la lavadora. Cuando las cortinas están fabricadas con telas sintéticas, su limpieza se puede hacer con la ayuda de una esponja con agua fría y un poco de jabón.

Una vez lavadas, para secar las cortinas, hay que colgarlas cuando todavía no estén secas del todo para que adopten la forma correcta y sea más fácil su planchado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies