¿Te gustaría tapizar las viejas sillas del salón? ¿Darle un nuevo aire a tu sofá? El primer paso es hacerte con una buenas herramientas para tapicería. Con los instrumentos adecuados no habrá mueble que se te resista. Verás que aunque al principio pueda parecer complicarlo, con un poco de práctica conseguirás cambiar por completo la apariencia de todos tus muebles.

6 herramientas imprescindibles para tapicería

Lo más probable es que la mayor parte de estos instrumentos los tengas muy mano en tu propia casa. Si no es así, seguro que no te será difícil conseguirlos, ya que se trata de herramientas muy comunes y asequibles que se usan en multitud de tareas de bricolaje.

1. Tijeras

Las tijeras son una de las herramientas más básicas para tapizar. Aunque parezca obvio, es imprescindible contar con unas tijeras bien afiladas que nos faciliten la tarea y nos permitan hacer cortes limpios y precisos. Con unas buenas tijeras, además de deshacernos de la antigua tapicería, podremos adaptar los nuevos tejidos a la estructura del mueble y recortar el material sobrante.

2. Destornillador

Los destornilladores también son una herramienta muy utilizada en tapicería. Normalmente, se utilizan varios tipos de destornilladores: planos, de punta fina, de estrella… Este instrumento puede ser muy útil para retirar las grapas viejas de la pieza que queremos tapizar.

3. Martillo

Otra de las herramientas para tapicería más básicas es el martillo. Lo ideal es un martillo de cabeza fina, que nos permita rematar el trabajo y comprobar que las grapas y la tela están bien fijadas y aseguradas al mueble.

4. Alicates

Otra herramienta que te resultará muy útil para tapizar son los alicates, que también nos sirven para rematar o retirar cuidadosamente las grapas, clavos o tachuelas que sujetan la tela que queremos retirar. Ten en cuenta que es indispensable extraer cuidadosamente todos estos elementos de sujeción, así evitaremos rasgar los tejidos o agrietar la estructura del mueble.

5. Grapadora

La grapadora es una de las herramientas tal vez menos comunes, y es probable que tengas que comprarla, porque resulta imprescindible para los trabajos de tapicería. La grapadora nos permite mantener el tejido bien estirado y sin arrugas para poder trabajar sobre cualquier mueble y conseguir una tapicería perfecta.
Puedes encontrar grapadoras en cualquier ferretería. Existen varios tipos: manuales, eléctricas y neumáticas. Según el trabajo de tapicería que vayas a realizar, te será más útil uno u otro tipo. Las grapadoras manuales son las más económicas, pero los modelos eléctricos nos permiten trabajar en tejidos más gruesos y materiales más duros. Pero si buscamos una herramienta más potente, las grapadoras neumáticas son las más recomendables.

6. Pata de cabra

Otro instrumento especial para tapizar muebles es la pata de cabra. Esta pequeña herramienta nos permite retirar con facilidad todo tipo de clavos, grapas y tachuelas. Si vas a renovar algún viejo tapizado, la pata de cabra resulta imprescindible.
Ahora que ya cuentas con todas las herramientas esenciales para tapizar, solo te falta elegir un buen tejido, bonito y resistente para tu tapizado. ¡Echa un vistazo a nuestros catálogos! Tenemos una amplia variedad de telas al por mayor perfectas para darle una nueva vida a tus muebles. Además, todas nuestras telas están especialmente diseñadas para tapicerías, ya que están fabricadas con los últimos avances y tratamientos especiales, para facilitar la limpieza y garantizar la durabilidad del tejido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies