Con la llegada del frio y que cada vez los días son más cortos tenemos más ganas de llegar a casa para poder resguardarnos. Por eso debemos aprovechar la ocasión para adaptar nuestra casa a la nueva estación y así sentirnos más a gusto y más protegidos del frío. Hoy vamos a daros 5 consejos para añadir tejidos más otoñales a vuestra casa.

Adaptar nuestras habitaciones a cada estación nos hará sentir más a gusto en nuestro hogar y con más ganas de pasar tiempo en él. En otoño e invierno podemos añadir tejidos y colores que nos den sensación de calidez para así protegernos de los días fríos, y adaptar nuestra casa a cada estación con pequeños grades cambios. Te lo contamos a continuación. 

Colores pastel y marrones otoñales

Desde ya hace unas temporadas las tonalidades de colores pastel han predominado en todas las estaciones. Y este otoño/invierno no podía ser menos. Los tonos pastel están muy presentes, pero tampoco debemos olvidarnos de las tonalidades otoñales como las diferentes los colores rojizos, marrones y anaranjados, que nos recuerdan siempre la llegada del otoño.

Los colores otoñales nos recuerdan al color de las hojas y como van a ir cayendo con la llegada del invierno. Con esta combinación entre colores pasteles y tonalidades otoñales conseguirás crear más armonía en las diferentes estancias y un ambiente más acogedor y relajado.

El terciopelo sigue siendo protagonista

El terciopelo sigue muy presente en cada temporada, y como hemos visto en otras ocasiones es un tejido muy bueno si se escoge un buen material. El terciopelo tiene una textura suave y agradable, que nos da sensación de calidez por eso en verano no se utiliza mucho, pero en otoño y sobre todo con la llegada del invierno, es un buen momento para añadirlo en nuestra decoración.

El terciopelo es un tejido muy elegante y que puede utilizarse en muchos partes de la casa. Podemos tener desde muebles tapizados, como sillas, pufs o simplemente cojines o incluso cortinas para los más atrevidos. Sea como seo el terciopelo sigue muy de moda y nos creara ambientes muy agradables y confortables.

Añade texturas a tus estancias

Una de las tendencias más usadas en los meses de más frío es añadir más texturas. Durante los meses de calor utilizamos menos texturas y con tejidos ligeros que no nos den calor. En cambio, en otoño e invierno buscamos todo lo contrario, añadir diferentes texturas, como el terciopelo, la lana o el algodón para crear ambientes más agradables que aporten sensación de calidez.

Viste tu suelo

Con la bajada de las temperaturas podemos añadir tejido al suelo de nuestra casa para hacer la pisada más agradable y cálida. Añadiendo alfombras de distintos colores o texturas por las diferentes estancias podremos disfrutar de un ambiente más confortable y nos apetecerá más estar en casa relajadamente.

También podemos añadir color o incluso crear contraste si nuestro suelo en muy frio le podemos añadir color y nos dará más sensación de protección, o por el contrario si nuestro suelo es oscuro o de madera podemos añadir tonalidades más claras para darle más luminosidad y armonía.

Abriga tu casa

Añade capas y más capas. Empieza por tu dormitorio para las noches que cada vez empieza a ser más frías y abrígalo. Si aún no te atreves con el edredón ponte una colcha en los pies para poder taparte si tienes más frio. También pueden añadir mantas y cojines con tonalidades otoñales o atrévete con algún estampado floral.

Haz lo mismo con tu sofá. Empieza a bajar las mantas que tienes guardadas y póntelas a mano para acurrucarte en el sofá cuando tengas más frio. Cambia los cojines y añade toques de diferentes texturas. No tengas miedo y prueba con combinaciones para crear una estancia más agradable y cálida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies