¿Quieres renovar el textil de tu hogar para los meses de frío? Existen diferentes tipos de telas para el invierno que te ayudarán a convertir tu casa en un espacio mucho más cómodo y agradable.

Los tejidos son uno de los elementos imprescindibles en la decoración del hogar y una buena elección te ayudará a crear ambientes cálidos y acogedores de cara al invierno. Lo mismo sucede con las tapicerías, sobre todo con la llegada del frío, pues lo que más apetece en esta época del año es pasar más tiempo en casa y sentirnos calentitos y arropados.

¿Cuáles son las mejores telas para el invierno?

Si estás pensando en renovar los textiles de tu casa, a continuación te damos algunas ideas para elegir las mejores telas para el invierno.

Lana

Lo más recomendable de cara al invierno es optar por tejidos envolventes, que transmitan calidez y ofrezcan unas excelentes prestaciones. La lana cumple con todos estos requisitos, además es una fibra natural muy resistente al paso del tiempo y con la que podremos arroparnos del frío, ya que es un excelente aislante térmico.

El único inconveniente de la lana es que es un tejido muy sensible a la suciedad y resulta algo difícil de limpiar. Sin embargo, hoy en día es posible encontrar este tejido mezclado con otras fibras naturales y sintéticas que le aportan propiedades extra y facilitan su mantenimiento.

Terciopelo

El terciopelo es el tejido del invierno por excelencia. Gracias a su suave textura, elegancia y adaptabilidad es una de las telas más utilizadas para tapizar. Sin embargo, también es un tejido delicado que requiere de un cierto cuidado, algo que puede tirarnos para atrás a la hora de elegirlo para nuestra tapicería.

En caso de que esté fabricado con fibras naturales, el terciopelo resulta más resistente y duradero. En cambio, el terciopelo fabricado con fibras de poliéster suele incorporar otros elementos técnicos que ayudan al mantenimiento de la tapicería, como componentes antiarrugas o antimanchas. Estas propiedades facilitan mucho más la limpieza del terciopelo y aumenta su resistencia al roce y a la abrasión.

Echa un vistazo a nuestro catálogo Amadeus y descubre una amplia variedad de colores y texturas. ¡Ideales para tu sofá o incluso para los cojines!

Jacquard

Los tejidos de punto pueden dar un aire más acogedor a nuestro hogar y sin duda son una muy buena opción para el sofá, los sillones o los cojines. El Jacquard es uno de los más utilizados. Este tipo de tela es elegante y gruesa, y además soporta muy bien el roce y la abrasión.

Entre sus propiedades podemos destacar su alta resistencia a los lavados, su durabilidad y que además es un tejido muy difícil de arrugar. Actualmente, podemos encontrar diversos tipos Jacquard en una amplia variedad de colores, diseños y estampados. Además, dependiendo de su composición, ofrece propiedades extra que le confieren una mayor resistencia a la suciedad y a la humedad.

Chenilla

La chenilla es un tejido suave y agradable de aspecto aterciopelado. Normalmente, se mezcla con otras fibras, como poliéster, acrílicos o algodón. Es una tela perfecta para los días de frío, ya que está compuesta por hilo de pelo cortado y aporta una gran calidez.

Existen diferentes tipos de chenillas para tapizar, según su composición y grosor. Aunque por norma general podemos afirmar que es uno de los tejidos con mejor relación calidad-precio, ya que es muy resistente y ofrece una excelente adaptabilidad.

Si todavía no tienes claro el tipo de tejido que buscas para tu hogar, entra en nuestro catálogo de telas online y descubre una gran variedad de telas para invierno, polipieles y pvc para tapicerías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies